Cafe Racer, el origen y su historia


Cafe Racer se puede traducir al castellano como corredor de café, pero su definición no es moco de pavo y es que detrás de este nombre hay mucha historia.

El asunto del Cafe Racer tuvo origen en los años 50 en inglaterra, creado por los jóvenes de la época e influenciado por el estilo de vida que llevaban. Mucho Rock and roll, motos y carreras.

Estos jóvenes llamados Rockers, Greasers o Ton-up Boys, solían vestir de forma similar a los actores de algunas películas del momento, con cazadoras de cuero llenas de tachuelas e insignias, pantalones vaqueros, botas y un estiloso corte de pelo.

Poco conservadores con espíritu rebelde, se divertían en los garitos de moda: Ace Cafe, The Busy Bee, Johnson's Cafe y el Club 59. Donde charlaban sobre las carreras de la Isla de Man y las modificaciones que realizaban a sus motos.

Pero la salsa del asunto no solo se quedaba ahí, no podía faltar la buena música y las carreras Cafe Racer. Así que en los jukeboxes se escuchaban los temas de Jerry Lee, Bill Haley, Elvis Presley y Buddy Holly. Y mientras sonaba una canción, corrían a toda velocidad de café a café antes de que esta terminará. 

Imaginarse las condiciones de la carretera, el tráfico y la velocidad que llevarían. Toda una bomba de emociones con dos ruedas

Pero todo boom tiene su declive. El abaratamiento del mercado de coches de segunda mano y la entrada de las motos japonesas, cambiaron todo el panorama del motociclismo europeo, provocando que este estilo motero sufriera un bajón importante. 

Hoy en día el movimiento y la cultura Cafe Racer ha evolucionado mucho, extendiéndose prácticamente por todo el mundo. Han surgido nuevas variantes, modificaciones y estilos. Y a su vez, por la dificultad de conseguir ciertos modelos o por el precio, nuevas bases de motos han suprimido a las originarias


APLICACION PARA MOVILES TUNER FM